Un eterno recreo

¡GUAU!: Suena el timbre del recreo y en cuestión de minutos el patio se llena de niños con ganas de quemar energía entre clases. La gran estructura con dos torres anima a los niños a acercarse, bajar por el tobogán, escalar y ver todo el patio desde arriba. Los elementos dinámicos dan a los niños la vertiginosa sensación que produce el dar vuelta tras vuelta y columpiarse.

NOS QUEDAMOS: El imán del patio presenta numerosas actividades de juego, por lo que pueden jugar muchos niños al mismo tiempo, cada uno al nivel adecuado para su edad. Los niños pueden asumir el reto físico de subirse a la torre o pasar un rato tranquilo con un amigo en el columpio nido.

DESARROLLO:

Columpiarse y dar vueltas son dos de las cosas que más gustan a los niños. Aparte de ser divertidas, son actividades muy importantes para el desarrollo infantil. Ambas desarrollan el sentido del equilibrio y la conciencia espacial del niño y, a la larga, esto le ayuda a aprender a leer y concentrarse. Los grandes elementos de juego desarrollan las habilidades motoras y la fuerza corporal del niño.   

 

Let’s play

Físico

Emocional

Cognitivo

Creativo

NEED ADVICE?

We have more than 45 years of experience, and will support you throughout the project.

1 Left section
2 Right section