LAS ZONAS DE JUEGO SON LOS MEJORES Y MÁS DIVERTIDOS MOTIVADORES DE LA ACTIVIDAD FÍSICA

Los patios de recreo son fundamentales para la salud de los niños. Las encuestas demuestran que las zonas de juegos bien equipadas son las que ofrecen mejores alicientes a los niños.

La actividad física en el patio del colegio es una parte divertida y optativa de los 60 minutos diarios de actividad física que los niños deben tener como mínimo, según la Organización Mundial de la Salud.

Un patio de juegos bien diseñado es fundamental para que los niños desarrollen sus habilidades motoras, su crecimiento muscular y la densidad ósea.

A través del juego físico, las habilidades para la vida son adquiridas, mejoradas  y almacenadas para un uso posterior, también: cómo dominar su cuerpo en el espacio, cuánta fuerza realizar en varios movimientos y esfuerzos, cómo ajustar la sincronización.

Piense los riesgos de conducir: estos tres conocimientos físicos son fundamentales en la gestión del riesgo en el tráfico.