Lincoln Park Playground en Boston, US

Un área recreativa que fomenta la interacción social y la actividad física para todos los grupos de edad.

Con Lincoln Park, Boston finalmente ha alcanzado su objetivo de una distancia máxima de 10 minutos a pie hasta el área recreativa más cercana, y ofrece a los ciudadanos de Somerville un respiro del entorno de la ciudad. El área densamente poblada tiene un espacio limitado para actividades al aire libre, por lo que se necesitaban soluciones creativas para crear un lugar donde a los residentes de todas las edades se les ofreciera la oportunidad de socializar, participar y ser desafiados.

Los diseñadores de Somerville requirieron tanto juego elevado como preservación de árboles, lo que puede ser una combinación difícil debido a los sistemas de raíces. La estructura Sky Walk de KOMPAN cumplió con estos requisitos. Además, era una solución óptima para el pequeño parque infantil, ya que hacía posible el juego tanto en el aire como a nivel del suelo. Al construir un hermoso Sky Walk, el juego no solo se integró en los árboles, sino que también creó un hito icónico de la ciudad.

 

 

 

 

 

Juego aventurero y experiencia progresiva

Al subir el Sky Walk, los niños enfrentarán desafíos en su fuerza, equilibrio y habilidades de coordinación. Las rebotantes mallas de red capacitan a los niños en el pensamiento lógico y la concentración, al igual que las redes oscilantes desarrollarán sus habilidades de cooperación. Tener el coraje, la fuerza y las habilidades para llegar a la cima puede requerir más intentos y visitas, brindando una experiencia de progreso exitosa y fomentando la autoestima cuando se alcanzan nuevas alturas.

Al pasar por las cabinas y los puentes del cielo, a los niños se les enseñan habilidades para tomar turnos, al igual que se desarrolla su conciencia espacial antes de que finalmente sean recompensados con un viaje de regreso a la tierra.

 

Físico

Emocional

Cognitivo

Creativo

Esta es realmente la idea de un juego de aventuras. Se necesita tiempo y visitas repetidas para desafiarse a sí mismo y realmente trabajar en el recorrido para acceder al Sky Walk y luego, finalmente, ser lo suficientemente valiente como para bajar por el tobogán. Creo que los niños y las familias realmente disfrutan de esa progresión de experiencia.

Cheri Ruane

Vice Presidente

Weston & Sampson

¿Necesita ayuda?

Tenemos casi 50 años de experiencia y le aconsejaremos durante todo el proyecto.