KOMPAN Play Institute

El Instituto del Juego KOMPAN es el centro especializado en el juego de la compañía. 

El instituto recopila datos y trabaja con universidades, investigadores y profesionales de las zonas de juegos a escala internacional para incrementar continuamente los conocimientos sobre el juego que ha acumulado KOMPAN. Gran parte de ese conocimiento tiene que ver con las necesidades de los usuarios y el instituto interactúa con usuarios de todas las edades para conseguir su opinión con la finalidad de seguir innovando en sus productos. El Instituto del Juego KOMPAN realiza estudios sobre el desarrollo infantil a través del juego. Su interés principal es aprender cómo un buen diseño lúdico puede motivar a los niños, sus familias y comunidades a jugar, interactuar y aprender.

JUEGO Y ACTIVIDAD FÍSICA

La actividad física debería basarse en la edad. Desde la infancia hasta la adolescencia, los niños pasan por distintas etapas de desarrollo físico. Desarrollan sus habilidades motrices, como el sentido del equilibrio. Entrenan su resistencia y control muscular. Desarrollan huesos fuertes a través de la actividad física y, además, se ponen en forma. Se precisa una oferta variada para posibilitar y estimular una gama completa de movimientos: los movimientos repetitivos no son suficientes. 

La investigación documental realizada por el Instituto del Juego KOMPAN indica que existen pruebas de que el juego es la mejor manera de fomentar que los niños hagan ejercicio física voluntaria e intensamente. En un estudio el libre acceso a una zona de juegos bien planificada hizo que niños de entre tres y seis años estuvieran un 33% más activos que los niños de las escuelas de control.

JUGAR Y APRENDER

Los niños aprenden a través del juego y lo que pueden aprender va cambiando con la edad. En la primera infancia, jugar fomenta habilidades básicas de funcionamiento ejecutivo como la memoria de trabajo y la autorregulación, así como conocimientos y capacidades esenciales para la vida.

Hacia los tres o cuatro años, el juego empieza a promover el aprendizaje de procesos cognitivos más complejos como el pensamiento abstracto, la resolución de problemas, la planificación y el comportamiento dirigido a lograr un objetivo. Aparecen los juegos más estructurados, que van ganando en complejidad de modo que precisan más pensamiento, memoria y autorregulación por parte del niño.

A través del juego, los preadolescentes incrementan sus habilidades de funcionamiento ejecutivo: mejoran en términos de estrategia, planificación de su comportamiento y ejecución de acciones para alcanzar objetivos; todo ello se ve promovido por el juego, particularmente los juegos con reglas.

JUGAR E INTERACTUAR

Una interacción social positiva es la piedra angular de cualquier comunidad en efervescencia. Cada vez más familias viven en ciudades. Para las familias que residen en zonas urbanas, los parques infantiles son zonas gratuitas y divertidas para pasar un rato agradable, hacer ejercicio y tomar posesión de su comunidad conectando con otras personas.

 

La amplia gama de soluciones de juego y actividades de KOMPAN fomenta la interacción positiva entre todas las edades y capacidades. Diseñados siguiendo principios universales, sus productos son socialmente inclusivos y dan cabida a todas las capacidades con un diseño adaptado a cada edad.

 

Para más información sobre el Instituto del Juego KOMPAN, haga clic acquí