Equilibrio y Movimiento


Tan básico y, al mismo tiempo, tan importante

Puede que una barra para dar volteretas o un stepping pod no parezcan gran cosa, pero cuando los niños juegan en ellos, son dos de los elementos que más aportan al desarrollo infantil. Hacer equilibrio ayuda a ejercita la vista y la capacidad del niño para concentrarse. Dos habilidades muy básicas que preparan a los niños para ir a la escuela y mejoran su rendimiento cuando ya van. Un buen sentido del equilibrio también ayuda al niño a ser activo. Acciones como chutar un balón o correr se basan en la capacidad de equilibrio del niño. Cuando logra trepar muy alto, un niño no solo disfruta de una sensación de logro sino que también desarrolla unas habilidades de coordinación transversal que, a la larga, le ayudarán a aprender a leer.


Todos los productos