Desarrollo del lenguaje

Los niños son excepcionales en su capacidad para aprender a hablar. Desde el día en que nacen, sus pequeñas mentes comienzan a analizar el lenguaje que oyen hablar a sus cuidadores y comienzan el trabajo de reconstruir ese lenguaje pieza por pieza en sus propios cerebros.

A la edad de cuatro años, la mayoría de los niños tienen conocimientos avanzados de lenguaje: suenan como hablantes nativos de su lengua, saben más de 1000 palabras y sus oraciones son tan gramaticalmente complejas como las oraciones de sus padres.

Sin embargo, no todos los niños desarrollan el lenguaje tan temprano en la vida. Esto puede tener consecuencias negativas para las habilidades de alfabetización posteriores, el desarrollo social-emocional, así como otras habilidades cognitivas. Por lo tanto, es extremadamente importante que todos los niños crezcan en ambientes ricos en lenguaje, en los cuales los cuidadores ofrezcan a los niños frecuentes oportunidades de aprender y practicar el lenguaje.

Supervised-toddler_MSV_Luton_UK_020_small_language_development.jpg

El juego apoya el desarrollo del lenguaje - especialmente cuando los adultos juegan.

El juego parece ser una incubadora de habilidades del lenguaje de diversas formas. Cuando los niños juegan, aprenden a pensar simbólicamente, como cuando pretenden que un objeto (por ejemplo, un plátano) es algo que no es (como un teléfono).

El pensamiento simbólico es también un aspecto esencial del lenguaje. Las palabras son símbolos, y el lenguaje es básicamente un sistema de poner estos símbolos juntos en cadenas más largas. Además del pensamiento simbólico, el juego también ofrece a los niños muchas oportunidades para practicar el lenguaje.

Cuando los niños juegan juntos, la negociación, dar instrucciones e intercambiar información son herramientas necesarias para construir una experiencia divertida. El juego dramático en particular requiere que los niños representen escenarios que requieren vocabularios especializados (como jugar a piratas o jugar a los médicos).

Por último, la participación de los adultos durante el juego dirigido por los niños los expone a un lenguaje de alta calidad. Los adultos poseen un vocabulario y unas habilidades narrativas más amplias. Cuando se involucran en el juego de los niños - sin dirigirlo – ayudan a mejorar y desarrollar su lenguaje. 

Investigación de KOMPAN sobre el desarrollo del Lenguaje y el juego en los patios.

Existe muy poca investigación sobre el desarrollo del lenguaje de los niños en el contexto del juego en el patio de recreo.
Para abordar este déficit de conocimiento científico, El KOMPAN Play Institute ha escogido el lenguaje como área de enfoque en sus investigaciones.

En su estudio más reciente, el director de investigación, el Dr. Justin Markussen-Brown encontró pruebas preliminares de que los niños de tres años usan más lenguaje cuando juegan en una estructura de juego que en un área adyacente de césped.

Para obtener más información sobre estos hallazgos, descargue el documento técnico asociado.