Jugar para estar sanos

KOMPAN Play institute

En todo el mundo, los padres, los maestros y las autoridades están preocupados por el deterioro de la salud infantil. El estilo de vida sedentario tiene graves consecuencias, no sólo en la salud física, sino también en el aprendizaje y el bienestar social y emocional de los niños.

KOMPAN aboga por los beneficios de una buena zona de juegos en la actividad física de los niños. Un parque infantil es bueno cuando es un lugar donde los niños eligen participar en actividades físicas de forma voluntaria. Reintroducir una dosis suficiente de juego al aire libre es un método probado para mejorar la salud infantil.

Las zonas de juegos, a través de la actividad física, ayudan a mejorar la salud de los niños y a prevenir los problemas de peso y obesidad, que han alcanzado niveles alarmantes en gran parte del mundo: en la Unión Europea, por ejemplo, el 38% de los niños tienen problemas de sobrepeso.

La posibilidad de jugar libremente en parque infantil bien diseñado ha resultado ser un 33% más eficiente en el fomento del ejercicio entre niños de 3 a 6 años que cualquier otra actividad de guardería.