Una nueva visión de los juegos infantiles

Ejemplos

Un recreo «normal» en una escuela muy especial.
Los niños con enfermedades crónicas aprenden jugando en la Escuela al Aire Libre de Breda.

La Escuela al Aire Libre de Breda es una de las mayores escuelas para niños con enfermedades crónicas de los Países Bajos (llamadas escuelas LZK por sus siglas en holandés). Como codirector, Jules van der Horst supervisa a más de 160 niños de toda la región que padecen enfermedades crónicas como el asma o la epilepsia, aunque la escuela también acepta a pequeños pacientes oncológicos y, de hecho, a cualquier niño con una enfermedad crónica física que no pueda asistir a la escuela convencional. Por eso es un lugar un poco atípico para aprender y jugar, pero Van der Horst dice que en lo que se refiere a los juegos es de los más normal.

Jugar con «normalidad»

«En esencia, los niños con una enfermedad crónica juegan como los demás, así que en realidad nuestros parques infantiles son totalmente normales. Es más, es muy importante que dejemos que estos niños jueguen con la máxima normalidad posible, para que puedan desarrollarse igual que los demás niños. Pero también hay que tener en cuenta que algunos alumnos no han aprendido a jugar con otros niños porque en el hospital solo interactuaban con adultos. Y algunos no han jugado nunca al aire libre. Así pues, también se necesita mucha supervisión, pero eso solemos hacerlo entre bastidores. En las zonas de juegos lo importante es divertirse.»

Plan maestro en colaboración con el KOMPAN Play Institute

El juego es más importante para el desarrollo socioemocional de los niños con enfermedades crónicas que para los niños sanos, pero Van der Horst nunca había contado con los recursos financieros necesarios para crear la zona de juegos ideal, hasta que la Fundación Niños Enfermos en Movimiento decidió adoptar todas las escuelas LZK de los Países Bajos. Eso se tradujo en un plan maestro en el que KOMPAN desarrolló una visión singular para los juegos de la escuela de Breda mediante un diseño cuidadosamente concebido. Según Van der Horst, el plan otorga un papel central a las necesidades de los niños. «Prestaron mucha atención a la manera en la que juegan nuestros alumnos, realizaron entrevistas y crearon un gran número de diseños. Al final dieron con un plan de distribución con varios "espacios de juego" donde cada niño podía encontrar su propio lugar. A partir de este plan, KOMPAN creó un manual para todas las escuelas LZK y, con la ayuda financiera de varios patrocinadores, como la Fundación Sellos Postales de los Niños, todas las escuelas fueron adquiriendo poco a poco nuevas instalaciones lúdicas.

 Un lugar para todo el mundo

En el caso de la Escuela al Aire Libre de Breda, el plan maestro consistía en un campo de juegos, un área lúdica central y varias zonas de juegos repartidas por todo el edificio y el patio de la escuela. Las zonas de juegos contienen equipamiento de las gamas KOMPAN Galaxy y Nature. Según Van der Horst, el diseño es muy lógico: «Los pequeños juegan algo más cerca de la escuela y, en consecuencia, los juegos se vuelven un poco más intrépidos en las zonas un poco más alejadas del edificio o entre los árboles. Ahí es donde suelen estar los niños de más edad. Pero, por supuesto, lo bueno es que los niños encuentren su propio camino, y aquí pueden hacer de todo: arrastrarse, correr, escalar, deslizarse, construir cabañas, jugar a fútbol… Todo el mundo tiene algo que hacer en el patio de la escuela». Van der Horst no sólo se refiere a sus alumnos, pues fuera del horario escolar pueden utilizar el patio todos los niños del barrio.

Desarrollo mediante el juego

Con plan maestro o sin él, a primera vista el patio de la escuela de Breda parece como el de cualquier escuela y así es precisamente cómo lo ve Van der Horst. «Somos una escuela especial, pero aquí todo tiene el aspecto más normal posible. Muchos de nuestros alumnos ya han visto suficientes hospitales por dentro. De hecho, a los padres les encanta ver que sus hijos crecen en un entorno agradable, no médico. Y eso es precisamente lo que quiere conseguir este lugar: ayudar a los niños a que crezcan con normalidad».

 

Datos básicos

Ubicación: Breda (Países Bajos)