Parque Recreativo de la Isla de Maurik

Ejemplos

Un parque recreativo completamente renovado. Un divertido viaje de descubrimiento por el dique y las vegas.

Jugar es todo un descubrimiento y nada más divertido que aventurarse en el agua. Desde hace un tiempo, en el Parque Recreativo de la Isla de Maurik los niños pueden embarcarse en un divertido viaje de descubrimiento por la región de Betuwe. Marcan el camino 16 equipamientos lúdicos situados a lo largo del dique y las vegas. Con la nueva ruta de juegos, el camping se ha renovado totalmente y resulta de lo más interesante para sus clientes más importantes: familias con hijos de todas las edades. KOMPAN proporciona el equipamiento y los gestores del camping se encargan de montarlo e instalarlo. Como explica el copropietario Lennard Kempers: «Sabemos que KOMPAN nos suministrará productos de calidad que precisan muy poco mantenimiento».

El Parque Recreativo de la Isla de Maurik está en el centro de Betuwe, con sus diques serpenteantes, sus pintorescos pueblos y sus huertos exuberantes. Es todo un placer ir en bicicleta y caminar por el «jardín frutal de los Países Bajos». Maurik es un tranquilo pueblo situado en el Rin holandés y rodeado por ciudades históricas y pueblos llenos de carácter como Wijk bij Duurstede, Tiel y Amerongen. El camping cuenta con todas las instalaciones necesarias para pasar unas vacaciones de lujo donde los niños nunca se aburren».

Un recreo seguro

También cuenta con varios equipamientos lúdicos cerca de las parcelas diseñados específicamente para sus principales destinatarios: los niños de entre 3 y 8 años. Algunos están entre las caravanas y los bungalows. «Ubicamos en estas áreas a las familias con niños pequeños que todavía no pueden jugar en los parques infantiles grandes por su cuenta -explica Kempers- y así sus padres pueden vigilarlos mientras juegan.» Un solo parque en el centro no funcionaría, así que optamos por instalar juegos nuevos y más pequeños en 16 ubicaciones repartidas por todo el camping.

Necesitaban renovarlos: en primer lugar, porque el equipamiento ya tenía 10 años y, en segundo lugar, porque hoy en día los niños esperan más de los equipamientos lúdicos. El camping es consciente de la importancia de que las instalaciones lúdicas estén al día, así como de la necesidad de tener zonas de juegos para diferentes grupos de edad. Kempers añade: «Ofrecemos parques infantiles en los que los niños pueden jugar y correr bajo la atenta mirada de sus padres. Y a su vez los padres pueden sentarse y charlar en la terraza mientras vigilan a sus pequeños. El objetivo es que toda la familia pueda disfrutar de unas vacaciones libres de preocupaciones».

Sin apenas mantenimiento

La empresa familiar no se precipitó a la hora de tomar decisiones respecto a las zonas de juegos y el equipamiento lúdico. Kempers solicitó varias propuestas, pero al final escogió KOMPAN.

Datos básicos

Ubicación: isla de Maurik (Países Bajos)