La zona de juegos KOMPAN del Magna Centre, fuente de inspiración de los jóvenes diseñadores

Ejemplos

La galardonada zona de juegos de aventura KOMPAN del Magna Science Centre inspira a los jóvenes diseñadores de parques infantiles.

Esta zona de juegos de aventura no sólo ha tenido un gran éxito entre los niños y las familias, sino que las escuelas y los institutos también se sirven de ella para impartir sus asignaturas de diseño y tecnología. Además de recibir a más de 200.000 niños, la zona de juegos KOMPAN ha sido utilizada por grupos de alumnos de primaria y secundaria para explorar temas de diseño como parte de sus estudios.

El Magna Science Centre, situado en Rotherham (Inglaterra), abrió sus puertas en Abril de 2001 y ha ganado numerosos premios por su diseño y contenido, incluyendo el codiciado RIBA Stirling Prize al edificio del año. En sus primeros seis meses de vida superó con creces su previsión anual de visitantes. De hecho, esta amplia zona de juegos de aventura, que ocupa 2.600 m2, ha sido merecedora del Premio Independent Living de Diseño por el carácter inclusivo de la instalación.

Anita De Brouwer, Directora Educativa del centro, se implicó a fondo en la creación del parque infantil desde su concepción: «Uno de los principales objetivos del Magna Centre es dar vida a la ciencia para que resulte interesante y relevante. Desde el principio, quisimos que la zona exterior de juegos de aventura formase parte de la experiencia de los visitantes: algo que reflejara y ampliara los temas de las exposiciones que ofrecemos en el interior del edificio».

El centro se ha construido en un terreno de 13 hectáreas, ocupado anteriormente por una planta siderúrgica. Los edificios principales son impresionantes y albergan exposiciones que ofrecen experiencias interactivas con efectos especiales a gran escala. El lugar elegido para el parque infantil es uno de los primeros que ven los visitantes al acercarse a la entrada. Así pues, la zona de juegos, además de ser atractiva y funcional, tenía que ser visualmente llamativa para no verse eclipsada por los elementos circundantes. Todo ello constituyó un enorme desafío para los diseñadores  encargados de presentar el proyecto a concurso.

«Cuando estudiamos los diseños presentados por las diferentes empresas, observamos que KOMPAN había desarrollado algo innovador y especial -explica De Brouwer-. Y un año después de su inauguración el parque infantil ha demostrado ser incluso mejor de lo que esperábamos. Tiene muchísimo éxito y los visitantes siempre lo valoran muy positivamente.» Tanto es así que De Brouwer recibe regularmente grupos de escuelas e institutos que utilizan la zona de juegos para impartir clases prácticas de diseño. «El objetivo del Magna Centre es que los visitantes creen sus propias experiencias y aprendan de su entorno de forma amena -añade De Brouwer-. El hecho de que el parque infantil se utilice para jugar y también para aprender sobre el diseño de parques infantiles es una materialización fantástica de este objetivo.»

El diseño desarrollado por KOMPAN refleja los 4 elementos presentes en todo el Magna Centre -tierra, aire, fuego y agua-, para que los niños experimenten estos conceptos de una forma lúdica. Al diseñar el parque infantil, KOMPAN supo combinar experiencias de juego destinadas a niños de distintas edades con un estimulante viaje de descubrimiento por los 4 elementos. Para ello, recurrió a un uso innovador del equipamiento lúdico en las 4 zonas que representan los elementos.

Por ejemplo, en la Zona del Aire encontramos unas antenas parabólicas que permiten a los niños hablar entre sí de una punta a otra del área de picnic, y un columpio pentagonal de cinco direcciones con el que los niños pueden casi encontrarse en el centro cuando se columpian al mismo tiempo. La zona también incluye una gran red, una tirolina y una gran área de escalada, elementos que reflejan diferentes aspectos del aire a través del juego.

En las demás zonas encontramos un castillo de 160 m2 con un parque infantil para los niños más pequeños, así como el galardonado Arcturus de la serie GALAXY, con su característica forma escultórica diseñada para fomentar las aptitudes de los niños de más edad.

«La zona de juegos de aventura ocupa un área muy grande y aborda un amplio abanico de temas -añade De Brouwer-. Y, aunque algunos de los elementos son grandes esculturas e innovadoras piezas que los niños no habían visto nunca, el parque les parece muy intuitivo y fácil de utilizar.» El Magna Centre recibe hasta 1.000 niños al día, por lo que es importante que el parque infantil ofrezca un contenido lo bastante interesante como para albergar a un gran número de niños al mismo tiempo. En consecuencia, la mezcla de elementos lúdicos se diseñó para atraer a niños de todas las edades y aptitudes, a la vez que se dio prioridad a los juegos para los que no es necesario hacer cola. A De Brouwer le gusta especialmente la variedad de juegos que ofrece: «Hay elementos para los niños que disfrutan con los juegos activos o creativos, pero también elementos para sentarse si prefieren observar en lugar de participar».

El parque infantil se ha diseñado para atraer a todos los niños, desde los más pequeños hasta los adolescentes. Y, tal como apunta De Brouwer, «si los escolares lo utilizan para sus estudios es porque su atractivo tiene un alcance muy amplio». Así pues, la zona de juegos de aventura KOMPAN del Magna Centre, además de ofrecer a los niños de hoy un entorno lúdico merecedor de varios premios, será fuente de inspiración para los diseñadores de parques infantiles del futuro.

Datos básicos

Ubicación: Rotherham (Reino Unido)