Impulso modernizador en dos escuelas rurales de Frisia

Ejemplos

La escuela St. Jozef del pueblo frisón de Heeg (Países Bajos) es lo que suele llamarse una «escuela abierta», pero ellos prefieren decir que son una «escuela de convivencia». Concretamente el nuevo edificio ha albergado dos escuelas primarias desde el verano de 2007: la escuela católica St. Jozef e It Wrâldfinster, una escuela de primaria protestante. En total hay 270 alumnos. Jeroen Meijnders es el Director de la escuela St. Jozef: «Heeg es una comunidad de 2.000 habitantes. Antes todos los niños jugaban juntos. Así pues, el patio de la escuela acabó ejerciendo una función comunitaria muy importante, incluso fuera del horario escolar». KOMPAN suministró el equipamiento lúdico apropiado para todas las edades. «Los niños de Heeg, que antes no podían enfrentarse a demasiados desafíos durante el recreo, están como locos con el nuevo parque infantil», explica Meijnders.

«Si no lo hubiésemos realizado ahora -dicen los representantes de ambas escuelas-, no hubiera habido otra oportunidad para hacerlo en los próximos cuarenta años.» Al ver que había que construir un nuevo edificio escolar, ambas escuelas expresaron el deseo de ocupar el mismo edificio en lugar de mantener dos ubicaciones independientes. «Ya era hora», pensaban en este pueblo lleno de vida situado en la gran región de los lagos del suroeste de Frisia. Se necesitaba un nuevo edificio para reubicar la escuela St. Jozef por una cuestión de seguridad vial. Y, además, la escuela, construida en 1921, no satisfacía las necesidades de la educación moderna. La investigación realizada por el Distrito de Wymbritseradiel evidenció que se podía construir un nuevo edificio con una financiación neutral y finalmente en el año 2004 se consiguieron los fondos necesarios. Podría decirse que el mortero del nuevo edificio de la calle De Jister aún no se ha secado.

Con la participación de todos

El parque infantil de Harderwijk tenía que ser un lugar agradable para jugar y practicar deportes, pero también debía ser duradero. «Fue en ese momento cuando KOMPAN se implicó en el proyecto. Fuimos con el representante Erik Kolleman a ver los equipamientos FREEGAME y en ese mismo instante supimos que era exactamente lo que queríamos.» La construcción del parque infantil fue una operación conjunta entre KOMPAN y la empresa que suministró el terreno. Pero el barrio también participó intensamente en su desarrollo. «Durante todo el proceso estuvimos en contacto con los gestores del Distrito y los residentes de Tinnegieter, así que todo el mundo contribuyó a la creación del parque infantil.»

Ambiente accesible

«Cuando formulamos nuestra visión para el nuevo edificio -explica Meijnders-, el principio fundamental era que queríamos funcionar de forma independiente como escuela (estamos vinculados a nuestros propios grupos), pero también queríamos hacer las celebraciones en la zona común, por ejemplo. Asimismo, queríamos crear un ambiente accesible en el edificio, sobre todo para los padres, e impulsar la innovación mediante buenas instalaciones informáticas y métodos pedagógicos modernos.»

Carta blanca

Un nuevo edificio escolar se merece un parque infantil lleno de desafíos. El deseo general era que el patio también fuera accesible para los padres con niños pequeños, los alumnos y la gente joven fuera del horario escolar. A la escuela St. Jozef se le dio más o menos carta blanca en cuanto a la distribución y la decoración. Se formó una comisión del área de juegos y se organizó una sesión informativa para los residentes de la zona. Junto con las escuelas, varias asociaciones deportivas, el pueblo y la Fundación Heemspark, un padre que era muy conocido en el mundo de las subvenciones preparó una solicitud para Senter Novum, una agencia del Ministerio de Economía holandés que apoya a organizaciones con fines sociales. Al ver que el proyecto había recibido tantos avales, el Ministerio concedió la subvención.

Carácter náutico

KOMPAN fue el proveedor elegido por la elevada calidad y el aspecto atractivo de su equipamiento lúdico, el hecho de que estuviera destinado a todas las edades y su diseño para el Plan de Juegos. Teniendo en cuenta que Heeg es uno de los principales centros de deportes acuáticos del país, la propuesta creaba un ambiente náutico que también incluía vegetación y senderos. Su carácter náutico se expresaba, por ejemplo, en el pavimento, en el que un «sendero de agua» recorría todo el patio de la escuela con piedras turquesas. También había «amarras» decorativas y se generó la ilusión de un dique utilizando una superficie en los empedrados.

Excepcionalmente popular

Además de los «saltamontes» ya mencionados, el plan para la escuela superior también incluía la rueda Spinner, una Supernova y la excepcionalmente popular Electra. Los niños más pequeños pueden experimentar con un arenero y agua, así como con el Navegador, el Crucero y un columpio para escalar, deslizarse, trepar y balancearse. «Los niños piensan que es fantástico -afirma el Director de la escuela-. Es una pena que el frontón tenga que trasladarse a otro sitio de Heeg. Demasiadas pelotas acababan en el jardín de nuestros vecinos.»

¿Le gustaría saber más sobre nuestros exclusivos parques infantiles? Visite www.KOMPAN.com, donde podrá suscribirse a nuestro boletín de noticias y recibir las últimas novedades acerca del juego y los parques infantiles.

Datos básicos

Ubicación: Heeg (Países Bajos)